No es un sofá, ni es un sillón. Es una pieza pequeña y grande a la vez. Ideal para pequeñas o grandes habitaciones. Su base es giratoria para orientarla hacia cualquier lado y sus respaldos son extrabibles pasando de sofá a chaiselongue.